La hermosa rehén de Zayd Muti’Dammaj

Nativo de 1943, Zayd Muti’Dammaj es un obsoleto prominente funcionario yemení y novelista. Este último, fallecido en 2000, es el escritor yemení más popular en el planeta árabe, como se desprende del increíble prefacio del libro, un libro que encontré en las típicas tiendas de libros de segunda mano.
Por medio de ella, también entendemos un poco más sobre la crónica de Yemen, un país poco popular sin importar los últimos hechos geopolíticos….

Así, la acción tiene lugar en la década de 1940 y, en ese instante, es la dictadura del imamado quien reina como amo absoluto sobre el país. No obstante, la guerra está cerca y el régimen de hoy puede no ser definitivo… El narrador, un niño de 12 años, se transforma en ciervo de la hermana del gobernador. Así, un poco ingenuo y sin importar las cadenas que previenen su independencia, el joven cautivo se asombra por lo cual mira y se preocupa por lo cual escucha. De hecho, el joven ve un magnífico palacio y sus ojos se asombran de tanta hermosura. ¿Pero es un palacio o una fortaleza? Además, el nuevo ciervo oye que se va a transformar en el nuevo duwaydar, por lo cual siempre se pregunta y se preocupa, porque no sabe realmente bien de qué se habla. Y tampoco nosotros al inicio, salvo que todo se aclara con muy eficacia… No diré nada más. Además, en lo que en este momento es su nuevo lugar de vida, el joven ciervo será acogido por el bello duwaydar, un hombre que se convertirá en su amigo y le explicará las prácticas y hábitos de la vivienda. Por último, es fundamentalmente la reunión entre la hermana del gobernador y el niño lo que puntuará el libro. Habrá un incesante ir y venir entre dos individuos que no están premeditados a amarse. De hecho, el niño acaba cayendo bajo el hechizo de quien lo tiene como ciervo en tanto que simultáneamente se molesta por ella y su posición como subhombre, un subhombre que no se utiliza para nada más que para ser duwaydar. ¿Y qué hay de la hermosa Sharifa Hafsa? Ella también está molesta. Ella tampoco sabe realmente bien lo que siente por este ciervo rebelde e impertinente. Es un ciervo que, aparentemente, repudia su condición. ¿Pero no es también por esta razón que la hermosa Sharifa Hafsa se siente atraída por el chico travieso?

Lo que no sabía era lo que significaba ser duwaydar, ¡y cuál era su función! No entendía las explicaciones que me daban, quizás porque era bastante joven. “Una de las condiciones todavía no es la pubertad”, ha dicho el faqih, nuestro maestro, responsable de enseñarnos el Corán, los preceptos y nuestros deberes religiosos en el cuartel general de los rehenes. “Hoy en día, un duwaydar hace el trabajo de los tawashis”, añadió. Pero como siempre estábamos perplejos, explicó: “Los tawashis son esclavos castrados.” Observando crecer nuestra confusión, nos dio más detalles: “Un castrato es alguien cuyos testículos fueron golpeados. “Este acto inhumano nos había afligido aún más. Me dijo: “Es para no llevar a cabo cosas ilegales… como tener sexo con mujeres en palacios”. En otras expresiones, tenía que perder su virilidad, volverse “indefenso”.

“La hermosa rehén”, es una dulce, triste, emocionante y emocionante novela…” La hermosa rehén” es una historia subjetivamente corta con varios diálogos. El texto se lee muy rápidamente, pero todavía es muy atrayente. No es sencillamente una novela sobre la esclavitud, sino también un libro sobre la amistad, el cariño y la independencia. Como dicen en la contraportada “La hermosa rehén”, del yemení Zayd Muti’Dammaj, es también una novela política y popular.

¿Qué te se ve eso?

Competiciones externas

Este año he tenido la posibilidad de formar parte en la primera edición de un nuevo certamen literario que se titula “Fuera de certamen”, es como dicen en su página de Facebook el premio de la edición que no posee premio. Así que, como el inicio me pareció atrayente, quería decir unas expresiones sobre esto en mi sencillo blog. El premio, que está destinado a los autores de la edición sin dependencia, trabaja de la siguiente manera:

Inicialmente, editores, bibliotecarios, bloggers y otros socios reciben un catálogo de extractos de los 50 títulos preseleccionados. Después tienen hasta el 18 de septiembre para ofrecer los títulos que eligen.
En una segunda etapa, un jurado de periodistas literarios elegirá al creador ganador entre los ocho títulos más citados y entre los contenidos escritos terminados.

Aquí están los libros que he elegido:

1 – De la fabricación de los fantasmas de Franck Manuel a las Ediciones Anacarsis

2 – Sporting Club de Emmanuel Villin anunciado por Asphalte

3 – Monsieur Tout-Blanc de François Laut anunciado por el Atelier des Cahiers

4 – Tess y Raoul, anticipados por Breuilles de Cécile Delalandre editado por Le Bateau Ivre

5 – Phénix de Raymond Penblanc anunciado por LC Christophe Lucquin

6 – Las novedosas metrópolis del deseo de Eric Chauvier anunciado por Allia

7 – Cenaremos en francés con Albena Dimitrova en la Galaade Editions

8 – Anguila sous roche de Ali Zamir anunciado por Le Tripode

Mi preferido es el libro de Ali Zamir: Anguille sous roche, anunciado por Le Tripode.

Elogio de René-Louis Doyon a la caballa

Después de leer “Eloge du maquereau” de René-Louis Doyon en La Voie des indés 2016, me gustaría ofrecer las por medio de Serge Safran, Libfly, Aurélie y Marie y a los distintos editores por su trabajo.

En este ensayo (Éloge du maquereau), René-Louis Doyon no elogia la caballa en vino blanco, ni en papillotes, no en mostaza, sino en el comercio de caballa. ¿Pero en qué radica la profesión de este hombre encantador? La caballa, gracias a que esta profesión no es misógina, tiene la difícil labor de supervisar física, moral y financieramente a esos que hacen una carrera en la profesión más vieja de todo el mundo. Y no, la profesión más vieja de todo el mundo no es la de pastora o la de pastor… ¡No, te afirmo que no! Además, como se puede imaginar, la profesión de la caballa necesita múltiples entendimientos, el combate, la psicología, la contabilidad, el comercio. La caballa es entonces un enorme diplomático, con talentos heteroclítes, que sabe proteger la cabra (el cliente) y el repollo (el comerciante del amor). Pero, ¿qué piensa verdaderamente el creador de este entretenido ensayo?

Permítanme tranquilizarles, René-Louis Doyon no elogia a este odioso personaje que es la caballa, pero este último ha amado determinar el término caballa de la forma más completa viable. ¿Qué quería decir verdaderamente el creador en su ensayo? El interés de René-Louis Doyon por la palabra “caballa” denuncia el encarecimiento de la lengua francesa. Este es un tema que siempre estará en las novedades y que regresa regularmente adelante del ámbito. Achicar el vocabulario es arriesgado porque por el momento no facilita formular algunos conceptos de forma precisa y correcta. Pero, ¿es un lenguaje que evoluciona, porque está vivo, empobreciéndose? ¡Un enorme debate! Así, el creador entra en el meollo del asunto enseñando que una alabanza es también y más que nada un alegato razonado y mesurado. Desde ahí, en un texto entretenido e irónico, René-Louis Doyon adorna la palabra: “caballa”. Y aprendí bastante por medio de este ensayo, pero también sonreí, porque el texto es entretenido… En cualquier situación, la prosa de René-Louis Doyon me divirtió.

Así, en varios capítulos, el creador habla de los orígenes orientales de la palabra caballa, pero también de las traducciones de europa y chinas de esta palabra. ¿Por qué se usa esta o aquella palabra para designar la caballa en China, Italia, España, etc.? No obstante, las explicaciones dadas por el creador no son sólo lingüísticas, hay algunas históricas, fantasiosas, etc.. En cualquier situación, René-Louis Doyon tiene una cultura increíble y sus explicaciones son sorprendentes. Me siento bastante más capaz en este momento.

“Durante este viaje onomástico, tan riguroso como incompleto, alcanzamos una meta: que la palabra, cualquier persona que sea su forma original o metafísica, específica o alusiva, tenga un concepto orgánico, fundamental, infame. La caballa es un maestro, un dominador de las debilidades femeninas, asi sea por seducción, persuasión o, más que nada, no una ciencia infusa, una adivinación instintiva de la sexualidad femenina, cínicamente explotada contra toda modestia, moralidad y honor gracias a la singularidad del amor -y esta es su inmoralidad- simultáneamente que todavía es su único manipulador- y esta es su fuerza.

¿Cuál de ámbas definiciones de caballa elige? ¿La que doy en la apertura de este corto articulo o la del creador René-Louis Doyon a quien cito en forma de conclusión? ¿No me digas que es de René-Louis Doyon??